Artículos

El amor y las mascotas

La gran pregunta que todos hacen es: ¿Tiene mi mascota la capacidad de sentir amor, quererme como yo?

Científicamente no está confirmado, pero todos los que tenemos animales y compartimos nuestra vida con ellos, sabemos que claro que sí, tienen la capacidad de amar, con emociones positivas y negativas.

Tienen tristeza, alegría y hasta celos… Y es algo muy importante para nosotros saber que nuestros animales tienen la capacidad de amar. Hay muchas definiciones para el amor, si consideramos que el amar es poner el bienestar de otro ser por delante del nuestro, ¡entonces claro que los animales sienten amor!. ¿Cuántas historias hemos oído de un perro que ha entrado en una casa en llamas para salvar a sus cachorros o para notificar a sus dueños que salgan corriendo?, ¿o también algún chihuahua, que desafía a un pastor alemán, un perro mayor, por defender a sus dueños?. Entonces si está poniendo su bienestar del otro antes que el suyo, claro que lo ama.

También se sabe de muchos animales que viven juntos por muchos años y cuando uno muere, el otro cae en depresión, apenas come y deja de interactuar con la familia por semanas.

Este lazo emocional no tiene que ser de la misma especie. ¡Cuántos gatos y perros están muy unidos!. Hubo un caso muy famoso de un perro y un elefante que lo pueden ver en la internet, que son muy buenos amigos. Todo esto nos lleva a pensar que sí pueden sentir amor, aunque no esté bien documentado.

¿Cómo evitamos que una mascota sienta celos o esté deprimida?

Una mascota puede estar deprimida por muchas razones, no solamente por las emociones, puede ser también por dolor, por frustración… entonces hay que analizar por qué la mascota se siente así. Una de las razones es cuando una mascota pasa muchas horas sola en la casa todo el día. Luego llega el dueño, está cansado, no le hace mucho caso. Esa es una razón importante para que la mascota se deprima. De nuevo, hay que ver las razones por las que se siente así. Para más información no deje de consultar a su veterinario.

 

 

FacebookTwitterGoogle BookmarksLinkedInShare on Google+
Volver al Incio