Artículos

Durante los meses de verano los dueños de mascotas hay varias precauciones que deben tomar. Primero asegurarse de que el pavimento, la acera o el concreto por donde vamos a pasear no esté muy caliente, porque los perros terminan quemándose las partes de abajo de las patas, y mucho más si se trata de un cachorro, que no haya desarrollado todavía callosidad en esas bolsitas que tienen en la parte de abajo de sus patas.

En primer lugar es la disponibilidad de espacio y de tiempo que necesita una mascota.

La gran pregunta que todos hacen es: ¿Tiene mi mascota la capacidad de sentir amor, quererme como yo?

Volver al Incio