Artículos

La gran pregunta que todos hacen es: ¿Tiene mi mascota la capacidad de sentir amor, quererme como yo?

Andrés Beheit, experto canino

En primer lugar es la disponibilidad de espacio y de tiempo que necesita una mascota. El mayor problema que tienen los nuevos dueños de mascotas es que las compran o consiguen sin hacer un estudio previo, como hacemos al comprar un auto o una vivienda. Habitualmente la gente compra una mascota porque les gustó, y luego se dan cuenta de los gastos, las obligaciones y compromisos que tiene cada animal. Entonces vienen los problemas de la falta de dinero, de tiempo o ganas y lo devuelven o en el peor de los casos, se deshacen de él.



Por ejemplo, si deciden comprar un pájaro, considere que hay pájaros que producen mucha suciedad, botan el alpiste y necesitan casi limpieza diaria de donde están. También los hay ruidosos y hay que pensar si van a molestar a los vecinos o a uno mismo. Si tiene un acuario con peces, piense que tendrá que limpiar la pecera, hay que darle la alimentación adecuada, tenerlos con la temperatura correcta, y cuidar el PH del agua. Si es un reptil también tiene que estar en el ambiente propicio. Hay personas que tienen un lagarto u otro reptil y lo tienen con aire acondicionado y eso no es bueno. Además esas especies suelen alimentarse de otros animalitos vivos, como grillos, gusanos y otros insectos.



Hay otra cosa que deben considerar: Cuánto crecerá la mascota. Por ejemplo una pequeña iguana, y al cabo del año se dan cuenta que ese animal tiene que comer animales mayores. Hay personas que compran una serpiente y cuando crecen vienen los problemas y no saben qué hacer con ellas y las sueltan en los Everglades, causando males mayores, compitiendo con otros animales nativos de la Florida.

Facebook: Andres Beheit Dog Expert


A continuación puedes ver la entrevista en nuestro siguiente vídeo.



FacebookTwitterGoogle BookmarksLinkedInShare on Google+
Volver al Incio